La carrera de verdad es la de la VIDA!

Una de mis mejores amigas me escribió diciéndome que no estaba feliz con su vida, con su cuerpo, se sentía alejada de la gente y que por tercera vez quería cambiar de carrera. Que habia algo demasiado malo con ella por eso no podía decidir que hacer de su vida. Que todos los amigos ya se habían recibido y estaban en pareja menos ella!

"Entonces yo soy un desastre", le dije.

A los 18 años, en vez de empezar la facultad, fui a un centro de meditación a vivir por seis meses. Luego empecé la carrera de Diseño de Interiores en Argentina y al año la dejé para concursar en el Miss Paraguay. Empecé Marketing y Publicidad mientras enseñaba meditación en las cárceles y conducía algunos programas de Tv.

Pero en el 2014 decidí dejar todo en Paraguay, me vine a Los Angeles a empezar de cero y estudiar actuación. Ahora quiero certificarme de profesora de yoga. Solo tuve un novio en toda mi vida y hace dos años estoy soltera. No tengo planes de casarme ni de tener hijos. Y si me preguntas como me veo de acá a 10 años, definitivamente no tengo un proyecto muy detallado.

Muchas veces mi vida me pareció increíble y llena de aventuras. Pero otras veces una mezcla de cosas que no llevaban a nada.

Muchas veces me juzgue por no tener un título universitario a mis 26 años o no tener un trabajo definido, ni pareja.

Muchas veces me dijeron: ¿Qué estás haciendo con tu vida Nicole? No estás construyendo nada estable, solo volás de acá para allá.

Pero con el tiempo me di cuenta que en realidad experimentarme en diferentes caminos es lo que de verdad me hace feliz. Cada camino que elijo me lleva a conocerme profundamente y sentirme mas completa.

Yo cambié de camino, carreras mil veces y por ahora creo que lo voy a seguir haciendo. Pero ahora ya no siento que haya nada de malo con eso.

Es igual de válido tener una carrera súper definida toda la vida o cambiar cada dos años.

Nuestra generación es la generación de la comunicación, la conexión y por ende mas información y mas opciones para elegir!

La mayoría de las veces nos vemos obligados a tomar una decisión definitiva sin la oportunidad probar. Yo creo que probar es clave y la ventaja que nos merecemos.

Para mí fue todo un proceso soltar esa estructura social con la que me crié.

Mi cabeza siempre está repitiendo el camino que me enseñó la sociedad: Colegio, Carrera, Casamiento, Hijos. Y tengo muchos amigos que son inmensamente felices con esta estructura. Pero hay que estar abiertos a que quizás esa receta no es para todos, como es el caso de mi amiga y el mío.

“Capaz yo no quiero hijos ni casarme”, le dije a los 17 años a mi mamá. (graduada con honores, Master en administración, una luz en los negocios, etc.)

Al principio me miró con cara de "yo quiero nietos Nicole!!!" Pero después me dijo: "Mi amor yo solo te quiero ver feliz, así que sé libre no más, además tu hermana seguro me va a dar 7 nietos jaja!"

Mi amiga es una mujer increíble, exitosa en el trabajo, viaja por todo el mundo, es de las personas más generosas que conozco y todos la adoran. Pero siento que la presión de seguir la estructura que nos inculcaron no le deja ver lo increíble que ya es! Y que en realidad no importa la carrera que siga o no siga. Y que lo que sea que decida le traiga más profundidad y felicidad!

Yo simplemente le dije: “Sabes que, la carrera de verdad es la de la VIDA! Enfocate en esa y listo!
‪‬ ‪#‎change‬ ‪#‎cambio